Château
Le Sallay

El hotel está situado en el castillo del siglo XVI en la Borgoña Occidental al lado de la ciudad de Nevers. Es fácilmente accesible desde Paris en tren o en coche.
Château Le Sallay organiza bodas, seminarios, retiros espirituales, master-class. También estamos encantados de recibir a clientes particulares.
En nuestro hotel hay 16 habitaciones, un restaurante, varias salas de recepción de diferente tamaño para organización de distintos eventos - desde cenas de gala para 200 personas hasta reuniones de consejos de administración de empresas.
El castillo está rodeado por un gran parque de 4 hectáreas: árboles centenarios, rincones íntimos, un arroyo, una piscina abierta, hamacas – todo está a su disposición.

Habitaciones

Nosotros proponemos a nuestros huéspedes las habitaciones para todos los gustos: las suites lujosas (40 metros cuadrados), pequeñas habitaciones acogedoras para dos, una casita independiente para personas con movilidad reducida o con niños y también habitaciones en una casita independiente al lado del castillo.

Puede encontrar más información en el apartado Habitaciones.

Historia

Al sur de Nevers, en el fondo del valle se erige el antiguo castillo Sallay. Este edificio renacentista no se distingue por un gran tamaño, no obstante, es de un gran interés para los historiadores: el castillo representa una muestra bastante detallada de la arquitectura del siglo 16.


Su torre elegante, su cornisa con medallones ejecutados con gran maestría y su tejado su tejado a doble vertiente unido a los frontones por acabados de piedra tienen una curiosa arquitectura. El foso al lado del castillo que antaño servía para protección hace tiempo fue rellenado con tierra.

A la derecha del cuerpo principal del edificio está situada la capilla, construida en 1508. Su bóveda formada por nervuras masivas se culmina con la piedra clave decorada con monograma de Cristo.

Сhâteau Le Sallay era propiedad de señores vasallos directos del rey.

Los nombres de primeros dueños del castillo se perdieron en la profundidad de los siglos. Su mención aparece únicamente al principio del siglo XV: en esos momentos los propietarios del castillo eran el noble Pierre de la Motte y su mujer Jeanne de Talle. A finales del siglo XV el castillo pasó a ser propiedad de la familia Le Thor. A partir de este momento podemos recrear la cronología completa de señores propietarios del castillo. Guillaume La Tore no era el único dueño de la fortaleza: en 1484 Jean Barbier y su hermano, sacerdote de Nevers, y su hermana Denise obtuvieron el estatus de los señores de Sallay.

El escudo de la familia Le Thor tenía el siguiente aspecto: sobre un fondo azul había una pica dorada a ambos lados de la cual dos medialunas plateadas y en su base una estrella dorada.

Los siglos y los años han pasado, la vida alrededor ha cambiado y nos encontramos hoy ante un castillo Le Sallay restaurado convertido en un hotel acogedor de cuatro estrellas.

En 2017 el castillo fue adquirido por el escritor ruso Sergey Kuznetsov y su esposa sicóloga Ekaterina Kadieva residentes en Paris. Los nuevos dueños se han ocupado de las obras, arreglaron el parque y los caminos, hicieron pequeñas obras en diferentes partes del edificio y continúan recibiendo huéspedes. Sergey y Ekaterina respetan escrupulosamente la ley sobre la conservación y restauración del patrimonio histórico de Francia. Para todas las obras ellos intentan adquirir materiales ecológicos y para la decoración recorren los mercados de antigüedades de Borgoña y París procurando que cada detalle sea auténtico. El castillo es habitado por sus nuevos dueños con un gran amor y eso lo sienten todos los clientes que estuvieron allí.

Los propietarios prestan una atención especial no solamente al aspecto acogedor y la belleza dentro y fuera del castillo sino también al ambiente de hedonismo. El castillo Le Sallay se ubica en la campiña lejos del ruido de las ciudades y grandes carreteras, está rodeado por un parque de una superficie de 4 hectáreas. En el castillo mismo hay un gran salón con una chimenea, por el parque están distribuidos las meridianas y hamacas. Сhâteau Le Sallay es un verdadero sueño hecho realidad para un descanso íntimo a dos, en familia o con amigos.

El castillo conviene perfectamente a la organización de eventos: sobre todo el castillo sirve de escenario para bodas. En las 16 habitaciones acogedores pueden alojarse unas 50 personas y en su sala de recepción caben más de 250 invitados.

Bodas

Desde hace varios años Le Sallay recibe en su territorio bodas y otros eventos. Estamos abiertos tanto para pequeñas bodas íntimas para varias decenas de personas como para grandes y pomposas fiestas para un gran número de invitados.

Nosotros trabajamos con agencias especializadas pero también estamos a su disposición para tomar a cargo  toda la organización de su fiesta: desde la ayuda para obtención de visados, la organización de ceremonias, decoración de la sala y elaboración del menú.

Master – class y otros programas educativos

Château Le Sallay ha sido muchas veces escenario de diferentes eventos : master-class culinarios, campos educativos infantiles “Marabout”, talleres artísticos, seminarios, organizados por grandes empresas para sus clientes y colaboradores.

Si usted desea organizar un retiro de yoga, un viaje gastronómico, una clase de escuela teatral o de bellas artes  - estamos abiertos a todas sus proposiciones.

Nosotros estamos también dispuestos a tener en cuenta todos sus deseos gastronómicos desde un menú vegan hasta una cena gastronómica fina, así que hallal, cashrut, alergias alimentarias de los clientes o cualquier otra particularidad alimentaria de nuestros clientes.

Compón tu fiesta

Les gustaría pasar aunque sea unos días con sus amigos en un pequeño castillo en pleno corazón de Francia pero no saben qué hacer? ¿Temen aburrirse y no aprecian vacaciones organizadas?

¡Reserven fechas con antelación!

Estamos dispuestos a proponerles piezas de mecano para que puedan componer un programa según sus gustos.

1

Una típica fiesta a la francesa: recepción en el parque, cena de gala, desayuno tardío y brunch a mediodía. De esa manera los franceses celebran grandes aniversarios y bodas.

2

Una divertida fiesta en el parque para adultos y niños: hamacas y payasos durante el día, velas y música por la noche.

3

Visitas de viñas y granjas agrícolas de los alrededores. Degustación de vinos Sancerre, Pouilly fumé y viaje por el famoso camino del vino borgoñón, los quesos y foie gras, las célebres vacas “charolaises”, encuentros con agricultores y productores de vino.

4

Todos los programas infantiles creados por los creadores del famoso Campo Inteligente Marabout . desde clases maestras y conferencias hasta juegos de rol y quests.

5

Molinos de agua únicos de Nevers: como si de pronto se encontraran dentro de los dibujos animados de Miyazaki – cinturones de cuero, ruedas girando, aceite de nueces .  ¡Y nada de electricidad – desde hace más de 100 años todo funciona únicamente gracias a la fuerza del agua.

6

Visitas con los mejores guías de una decena de ciudades alrededor del castillo desde Bourges con su catedral considerada Patrimonio Mundial de UNESCO gracias a sus vidrieras y Moulin hasta los castillos de la Loire más alejados como los de Auxerre y Macon.

7

La famosa pista de Fórmula 1 en la ciudad de Magny-Cours a 5 kilómetros del castillo (ustedes pueden asistir a las carreras, participar en las carreras para aficionados o presenciar el desfile de antiguos coches de colección.

¿Qué hacer
en los alrededores?

El viaje al interior de cada país es siempre una serie de descubirmientos. Y si se trata de la Borgoña, ahí puede encontrar una fuente inagotable de curiosidades arquitecturales, culturales e históricas. La ciudad de Nevers que es un lugar obligatorio  para una visita, se sitúa en la orilla de la Loira y es célebre por su catedral gótica de Saint-Cyr, su palacio ducal y otras curiosidades. Evidentemente en Nevers podrán encontrar restaurantes acogedores, mercados y tiendas. En cualquier caso no se aburrirán: pueden participar en el rafting por el río, en los paseos en bicicleta, a caballo o a pie por la campiña y hasta en los saltos con paracaídas o viaje en un globo. En el pueblo más cercano al castillo, Magny – Cours se encuentra la pista de carreras. Pero si la Fórmula 1 no les atrae, pueden emprender una “gira” de degustación de vinos por las antiguas granjas y viñedos. ¿Dónde más degustar el vino si no es Borgoña?

El castillo está ubicado en el corazón de Francia. En menos de una hora de coche de Le Sallay se sitúan las ciudades de Bourges y Moulin, un parque nacional único de Morvan y en una hora y media – dos horas tales lugares famosos como el valle de la Loire, Lyon, Macon y muchas otras ciudades.

Mas detalles en el apartado ¿Qué hay alrededor?

Vengan
a Chateau Le Sallay!

Pasen un buen momento!